Emprendedor deportivo: los 4 síntomas de un #GameChanger

Tiempo de lectura: 4 minutos

Más de 30 emprendedores deportivos deciden cambiar de vida y abren su propia empresa de gestión deportiva.

Miedo a fracasar por falta de conocimiento, demasiado riesgo financiero, necesidad de un apoyo en el día a día… son muchas las barreras que un emprendedor deportivo se encuentra al arrancar su negocio. Empezar un proyecto desde cero implica tiempo, aprendizaje y especialización en un sector concreto, además de tener la convicción de ejecutar un plan definido.

Todas estas barreras de entrada, en muchas ocasiones, relegan a las personas a un estilo de vida no deseado. Quedarse en la oficina hasta altas horas, especializarse en sectores totalmente irrelevantes en sus vidas, pasar su tiempo libre en el coche o renunciar a vivir en su ciudad predilecta. Y es que, como dice Jeff Bezos, Fundador y CEO de Amazon:

Uno de los grandes errores que cometemos es tratar de forzar nuestro interés. Tú no eliges tus pasiones; tus pasiones te eligen a ti.

Del libro Shortcut to Prosperity: 10 Entrepreneurial Habits and a Roadmap for an Exceptional Career.

Jeff Bezos Amazon

Jeff Bezos

Fundador y CEO de Amazon

De la necesidad de ayudar a estas personas a cambiar de vida y vivir de su pasión, nace el movimiento #ChangeTheGame, de Sportmadness. Un grupo de personas encargado de ayudar a apasionados del deporte a dar el paso de abrir su propio negocio. Estos emprendedores deportivos se llaman #GameChangers y se caracterizan por dar ese cambio de vida necesario para vivir de la organización y gestión del deporte.

Emprendedor deportivo entrenando

#Gamechanger: los síntomas de un emprendedor deportivo.

Después de casi tres años conociendo a nuevos #Gamechangers, tenemos muy claro cuáles son esas características que les han hecho dar el paso y abrir su propio negocio deportivo. Un #gamechanger…

1. Quiere ser su propio jefe

Por norma general, un emprendedor tiene claro que quiere tomar las riendas de su vida profesional. Su proyecto le va a suponer tomar decisiones propias y administrar los recursos a invertir. De este modo, un #gamechanger es una persona que confía en su criterio y tiene una buena organización.

2. Necesita conciliar su vida laboral y personal.

Un #GameChanger quiere ser dueño de su tiempo. Decide trabajar por cuenta propia para pasar tiempo de calidad con su familia y sus aficiones. Busca la flexibilidad que actualmente no tiene. Quiere olvidarse de las largas mañanas en el coche de camino a la oficina y empezar a pensar en recoger a sus hijos del colegio, o en el partido de los jueves con sus amigos… No es que vaya a trabajar menos, sino que va a trabajar mejor, de una manera más eficiente.

Rubén y María Luisa

3. Su pasión es el deporte.

Fútbol, baloncesto, patinaje o rugby… poco importa la especialidad deportiva. Un emprendedor deportivo disfruta organizando y gestionando deporte a nivel amateur en todas sus formas: competiciones, torneos, academias, campus… El aliciente que busca el #GameChanger es la sonrisa de cada niñ@ después de un entrenamiento, el júbilo de un equipo tras ganar un torneo…

4. Tiene un enfoque a largo plazo.

Los #Gamechangers son emprendedores deportivos que quieren triunfar en el mundo del deporte amateur. Apuestan por un modelo de negocio que les hace crecer año tras año hasta convertirse en una referencia de la gestión deportiva en su zona.

Emprendedor en campus de fútbol

Y tú, ¿sientes que eres un #GameChanger?

Son muchos los emprendedores que hemos conocido a lo largo de los 3 últimos años y que podríamos catalogar de #Gamechangers. Somos conscientes de sus preocupaciones principales a la hora de emprender su propio negocio y por ello sabemos cómo guiarles en esos difíciles primeros pasos.

Pero, ¿qué pasos debe seguir una persona para saber si es un #GameChanger? Muy sencillo, te lo contamos todo aquí: